Un recuerdo memorable

La historia

Paso número 1.

Videoconferencia

Una historia de amor es la confluencia de dos maneras de interpretar una misma realidad. Son muchas sensaciones y muchas anécdotas acumuladas en vuestros recuerdos. Mi tarea consiste en descifrar los códigos imprescindibles para ser capaz de comprenderla. Y plasmarla en el texto que se adapte al lenguaje y forma de vuestra ceremonia.

Para adaptarme a los tiempos y modo de vida actuales, ofrezco en primera instancia la opción de la reunión virtual. A través de videoconferencia realizaremos una reunión pactada. La tranquilidad de poder charlar con absoluta relajación es fundamental para poder conocernos. Así soy capaz de crear textos que causan reacciones como las que se demuestran en comentarios de parejas que ya han vivido conmigo esta experiencia.

Paso número 2.

Escribiré el texto

El punto fuerte que os aporto es mi equidistancia: como os conozco a los dos por igual, después la historia está contada con imparcialidad. Porque en referencia a vosotros, todo es nuevo para mí, con lo cual puedo percibir matices que, tal vez si tuviésemos una relación más próxima, no sería capaz de comprender. Porque, por pura lógica, siempre se tiene más conexión con uno de los dos cuando se está dentro de vuestro círculo de confianza habitual.

Cada persona tiene un talento, que no es otra cosa que aquello que se le da bien hacer de modo natural. En mi caso soy capaz de escribir historias de un modo que, no solo se identifican como reales, sino que mantienen el interés al tiempo que emocionan. Es tan auténtico el resultado como auténtica es la realidad de cada pareja. No soy un escritor que se limita a escribir de forma correcta y hermosa, sino que escribo para que al ser leído, module las emociones de quienes lo van a escuchar.

Paso número 3.

Oficiante de la ceremonia

Es una decisión importante la de quién queréis que oficie vuestra ceremonia. Os ofrezco tres posibilidades, en base a vuestro deseo.

La primera opción es que sea yo mismo quien oficie vuestra ceremonia. Cuando no hay nadie cercano que pueda desarrollar esa tarea, es la más recomendable en cuanto a la tranquilidad que os aporto en referencia a ese momento tan especial. Siempre que el desplazamiento y la agenda lo permita, puedo encargarme de oficiar perfectamente vuestra ceremonia.

Otra opción posible es elegir a una o dos personas cercanas a vosotros. Esta posibilidad siempre ensalza el valor de la proximidad; de la ilusión por que alguien cercano forme parte de ese recuerdo de modo principal. Para ello, del mismo modo que me reuniré con vosotros para conocer vuestra historia, también me reuniré con la persona o personas encargadas de hacer el papel de oficiantes. Les instruiré y coordinaré para que conozcan cómo han de afrontar el desarrollo del acto. Ellos serán los encargados de recibir el texto y, en consenso conmigo, adaptarlo a su modo de ser capaces de comunicarlo. Esta opción resulta más directa, por la proximidad que proyecta hacia vosotros y hacia vuestros invitados. Al mismo tiempo, como recae la responsabilidad del texto y diseño de la ceremonia en mi experiencia y capacidad, la tranquilidad de que aquello que se va a transmitir tiene una calidad superior, es un valor absolutamente positivo que ganaréis.

Como tercera opción os ofrezco poder contratar a un actor o profesional capaz de comunicar para que ejerza el papel de oficiante. Es una posibilidad que se puede considerar, en caso de que queráis que sea yo quien escriba vuestra ceremonia pero que por desplazamiento, agenda o por no tener a nadie cercano que pueda oficiarla, os resulte más práctico contratar a alguien para que lo lleve a cabo en directo. En esta opción, como en la anterior, yo coordinaré la ceremonia, contactando y reuniéndome igualmente por videoconferencia con la persona encargada.

Si quieres saber cómo puede ser vuestra ceremonia ponte en contacto ahora y hablemos

Contacto