Un recuerdo memorable

La ceremonia

Sergio riendo junto a pareja
Paso número 1.

Conozcámonos

Para crear y oficiar una ceremonia que responda a las expectativas generadas, es imprescindible conocer a la pareja. Escuchar su historia para poder hacer una lectura emocional. Sonsacar el valor que ambos aportan en su vida conjunta.

Mi trabajo consiste en generar total confianza, para que mis clientes recuerden y compartan conmigo cada fase vivida. Solo así puedo crear un texto que, no solo condense la historia, sino que sea su historia. Que cada invitado reconozca y escuche como algo propio. Y, por supuesto, que los novios puedan conservar para tener constancia escrita para siempre, del cómo llegaron hasta allí.

Paso número 2.

Escribiré el texto

Escribir un buen texto para una ceremonia no consiste tan solo en ordenar una serie de anécdotas, fechas o casualidades. Escribir un buen texto que condense la esencia de una historia real, para poder ser leído en el contexto de una ceremonia de boda sin perder nunca la atención de los asistentes, es algo más complejo de lo que pueda parecer a primera vista.

Es necesario combinar prosa y verso; dominar el uso del lenguaje narrativo para ser capaz de adaptarlo a una forma teatral. Porque en el fondo, no es tan solo contar una historia auténtica, sino cómo contarla. Para hacerlo bien, hay que conocer la filosofía de lo que sucede en una ceremonia y saber escribir el texto adecuado para cada situación.

Libreta de Sergio
Ceremonia oficiada por Sergio
Paso número 3.

La ceremonia

Por encima de cualquier consideración, mi fijación para crear y oficiar una ceremonia se asienta en dos claves: que lo que se diga allí sea todo verdad y que la duración sea la adecuada. Porque soy consciente de que lo que mis clientes buscan es un momento único, que quieren poder recordar para siempre.

Por ello, no debe faltar ni sobrar nada. Ha de premiar la intensidad a la cantidad. Nunca hay que dar pie a que los invitados se desconecten del momento. Ha de generarse un ambiente cercano que, paradójicamente, no pierda en ningún instante la importancia de lo que allí sucede.

Porque por muy simbólica que sea, cuando recordéis vuestra boda recordaréis vuestra ceremonia. Esa es la importancia real que tiene y por ello siempre recomiendo que lo lleve a cabo un auténtico profesional.

Si quieres saber cómo puede ser vuestra ceremonia ponte en contacto ahora y hablemos

Contacto